Por fin Colodion!

Después de varios meses de espera, tramites y gastos por fin pude obtener colodion puro en Chile. El colodion al estar preparado a partir de nitrocelulosa se le considera material inflamable y explosivo por lo que para poder comprarlo hay que obtener permisos y pasar por revisiones.

Ya con el colodión en mis manos, el segundo paso es salarlo y obtener lo necesario para hacer colodion húmedo.

Existen distintas recetas para el colodión, cada una con sus distintos resultados, la mayoría de las recetas usan como ingrediente éter, pero yo voy a optar por no usarlo ya que es un producto con el que hay que tratar con mucho cuidado por lo volátil y toxico que es, lo mismo que las sales de cadmio que se usan en muchas recetas.

Opte por una receta llamada “Poe Boy” la que no usa éter ni sales de cadmio, sino que las reemplaza por sales de potasio. Para hacer estas preparaciones también me conseguí alcohol de maíz, que es el alcohol que tradicionalmente se usa en las formulas del colodión.

Una vez mezclados queda un liquido lechoso en vez del tradicional colodión amarillo rojizo, esta preparación debo dejarla decantar por unos días antes de usar. Luego de 3 días de reposo lo reviso y ha tomado un color amarillo claro y al fondo del envase ha decantado bastante material, supongo que no logre una buena disolución de las sales, sera cosa de ir practicando.

Hago unas primeras pruebas y resultan bastantes bien para ser mi primera mezcla de colodión salado. Queda con unas suciedades que supongo que son porque necesita mas reposo.

Luego de unos días mas, y de traspasar el colodión a otro envase, hago nuevas pruebas y ya funciona mucho mejor.

Con la posibilidad de comprar colodión a un distribuidor local es una gran ventaja y me da posibilidad de seguir mi trabajo con una mayor seguridad en cuanto a tener disponible material. Ademas de en la medida de lo posible ir probando y afinando formulas propias y de hacer este proceso cada vez mas personal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.